El interior de las oficinas es una buena vía para comunicar las cualidades de nuestra empresa. Se trata de la primera impresión que se llevan nuestros clientes nada más cruzar la puerta, una carta de presentación que hay que cuidar. El objetivo debe ser crear “espacios en los que apetezca entrar”.

Las últimas tendencias pasan por hacer cada vez  las oficinas más accesibles, cercanas  y confortables, no solo en los puestos operativos si no que esta tendencia, también se está implantando en los despachos de dirección y salas de reuniones. Para ello jugamos con las combinaciones entre los distintos tonos de maderas, aluminios y cristales tanto transparentes o traslúcidos como blancos o negros.

Aquí puedes ver algunas de las últimas instalaciones que hemos realizado aplicando este concepto ¿Que te parecen?

dsc_0400
dsc_0045

img-20150819-wa0000

dsc_3715

img-20160829-wa0009

dsc_4928

img-20140603-wa0004dsc_0403